Salmorejo Cordobes

Efren550

El salmorejo, junto con el gazpacho es un plato de verano y aunque se parece, no hay que confundirlos. El salmorejo es capaz de quitar el calor, calmar al sediento y reconfortar al cansado. Esta crema andaluza es tradicionalmente de la zona de Córdoba, aunque se prepara en todos los puntos del territorio español. El origen del mismo se remonta a finales del siglo XIX y principios del XX, este era un plato humilde que aprovecha aquello que abundaba entre las clases sociales más bajas: las verduras del campo. A pesar de que tienen algunas similitudes con el gazpacho, sin duda la mayor diferencia es el abundante uso del pan en su elaboración.

Preparar un salmorejo es de lo más sencillo, este tiene ingredientes muy económicos que están de temporada durante todo el año. La crema se prepara con tomates, ajo, abundante miga de pan, aceite de oliva virgen extra y sal. Para servirla lo más tradicional es utilizar un pequeño cuenco de barro, es importante que esta esté bastante fría y se presenta con huevo picado y trozos de jamón. Son muchos los que incorporan vinagre para darle un punto más sabroso. Una receta ideal contra el calor y muy buena para la salud por las importantes vitaminas que aportan sus ingredientes.

En sus orígenes, el salmorejo era una sopa fría de pan, ajo y sal que en algún momento incorporó aceite. Tiempo después, ya en el siglo XVIII, se añadió su ingrediente estrella, el tomate. En la actualidad el salmorejo se puede degustar en todas partes, se puede comprar ya preparado y elaborado por uno mismo. Esta es una receta que sirve a los grandes cocineros como carta de presentación, más allá de nuestras fronteras, como pilar de la gastronomía española. Desde la redacción te recomendamos que no pierdas la oportunidad de tomarlo en un restaurante de playa, acompañado de un pescado frito. Seguro que no te decepcionará.

Últimos Comentarios
 
Creative Commons License   437280 Visitas Home