Unas cortinas para cada estancia

Efren7450

El salón, el baño, la cocina o los dormitorios, son estancias de una misma vivienda pero con necesidades diferentes. Los textiles son complementos imprescindibles en todas ellas, entre ellos las cortinas. Pero cada ambiente puede pedirnos un tipo de tela, de color o de estampado.

 

 

El salón. Es la estancia principal de la casa por lo que la elección de las cortinas merece su tiempo y dedicación. Procura que se integren con el resto de la decoración y se adecúen al estilo elegido. Pero además, es un lugar donde se pasa la mayor parte del tiempo, por lo que es muy importante elegir textiles que puedan adaptarse a cada momento del día. Lo mejor sería un doble sistema de visillos o estores más cortinas.

El dormitorio principal. Para el dormitorio de matrimonio o dormitorio principal es muy importante la intimidad, además de la sofisticación y añadir un toque de madurez. Si queremos potenciar la luminosidad y la amplitud, el blanco o los tonos crema son la mejor opción, pero siempre que se trate de materiales opacos como el lino o el algodón.

El saten, la seda o el raso son materiales más acertados si quieres dar un toque atrevido, a la vez que elegante, al dormitorio.

El dormitorio infantil. La habitación de los niños, así como la sala de juegos, es un lugar de mucho tránsito y uso. Elige telas frescas y ligeras o estores. Olvídate de pesados cortinajes.

Opta siempre por piezas que se desmonten con sencillez, de fácil lavado ya que será necesaria la constante limpieza. Los colores claros, vivos y alegres, con motivos infantiles, son lo más acertado.

El baño. Es la estancia donde más sencillo debería resultarnos elegir las cortinas. Las ventanas y cristales de los baños ya suelen proteger de las miradas, por lo que no tenemos que preocuparnos por elegir telas opacas. Puedes optar por cortinas o visillos ligeros, en tonos claros para conseguir sensación de limpieza y claridad. Modelos en conjunto con las cortinas de la ducha o completamente diferentes.

La cocina. Es otra estancia donde las manchas de grasa o comida pueden resultar un problema. Por este motivo, lo importante es elegir telas resistentes y fácilmente lavables. El algodón es un material muy usado aunque en cocinas de estilo rústico suele optarse por lonetas o visillos con encaje. Para aprovechar la luz natural, los colores claros siempre funcionan. Para pequeñas ventanas es muy común instalar cortinas solo en una parte de las mismas: arriba…

O abajo…

Es una buena idea usar abrazaderas para proteger las telas de los roces y recogerlas cuando se quiera mayor visibilidad. Si tienes la suerte de tener un casa de techos altos y grandes cristaleras, aprovecha y date el lujo de instalar una super cortina del techo al suelo.

Fuente

Últimos Comentarios
 
Creative Commons License   434511 Visitas Home